Incontinencia

La incontinencia puede ser muy leve: la fuga ocasional de pequeñas cantidades de orina La fugas accidentales son fáciles de ocultar o no prestarles atención e incluso  considerarlas normales Sin embargo ignorar estas señales tempranas  puede traer consecuencias graves Los ejercicios de kegel  o el uso de bolas chinas o conos vaginales ayudarán a  vitar que la incontinencia empeore

«El 42% de las mujeres menores de 50 años tiene este problema … La mayoría de las mujeres sufren durante unos 5 años antes de tener el valor de hablarlo a su médico de cabecera.»
Se estima que de 2,5 a 3 millones de mujeres sufren incontinencia sólo en Gran Bretaña.

Tipos de incontinencia urinaria

Hay diferentes tipos de incontinencia urinaria (IU) siendo la de esfuerzo una de las mas frecuentes.

Incontinencia de esfuerzo

La incontinencia urinaria es la pérdida de orina no controlada. La mayoría de las mujeres con incontinencia sufren pérdidas de pequeñas cantidades de orina. Las pérdidas frecuentes y más marcadas son menos comunes. En la incontinencia urinaria de esfuerzo, una mujer sufre pérdidas de orina al toser, reírse o estornudar. También puede ocurrir al caminar, correr o hacer ejercicio.Hay estimaciones que hablan de que 1 de cada 3 mujeres sufren incontinencia de esfuerzo

A pesar de que la incontinencia de esfuerzo es tan común, muchas mujeres no se dan cuenta de lo fácil que es de tratar habitualmente. Algunos tratamientos pueden ser:

Ejercicios
    • Entrenamiento de los
      músculos del suelo
      pélvico.
  • Biofeedback
Dispositivos
    • Estimulación eléctrica
    • Estimulación magnética
    • Conos vaginales
  • Bolas chinas
Medicamentos
    • Estrógeno tópico
  • Duloxetina (Cymbalta®)

La incontinencia urinaria de esfuerzo puede deberse a un debilitamiento del músculo del esfínter que controla la uretra, lo que puede ocurrir como consecuencia de un embarazo o parto, o sobrevenir con la edad . Los problemas de suelo pélvico son una de las causas principales de la incontinencia urinaria de esfuerzo. Estos problemas se producen cuando los tejidos y los músculos que brindan apoyo a la uretra, vejiga, útero o recto se debilitan o distienden. Estos órganos podrían entonces desplazarse hacia abajo y ocasionar pérdidas de orina .

Incontinencia de urgencia

Consiste en la pérdida involuntaria de orina asociada a una necesidad imperiosa y repentina de orinar. Cuando crees que tienes que ir al baño suele ser tarde . Relacionada con la vegija hiperactiva, también tiene se relaciona con nuestros hábitos de vida .

El café o el té , especialmente el primero son diuréticos por lo que van a aumentar el nivel de orina en la vegija. Muchos medicamentos tienen efectos parecidos.

El alcohol contribuye al empeoramiento de los síntomas de la incontinencia urinaria de urgencia.

El sobrepeso, existe un 50% mas de posibilidades de  sufrir incontinencia de urgencia si tenemos sobrepeso.

Algunas soluciones no quirúrgicas de la incontinencia urinaria de urgencia puede ser el entrenamiento de la vegija. Programaremos ir al baño cada cierto tiempo aun cuando no tengamos ganas, para tratar de reeducarla.

Disminución de la ingesta de acohol y café.

La disminución del peso en un 10% puede ayudar a reducir la incontinencia de esfuerzo.

Ejercicios de suelo pélvico, los ejercicios de Kegel suelen ser esenciales. Usando algunos dispositivos que ayuden a realizarlos

Incontinencia urinaria mixta

La incontinencia urinaria de esfuerzo ocurre cuando hay fugas de orina al toser, estornudar o reirte. Una de cada tres mujeres experimentan la IUE en algún momento de sus vidas. La orina se escapa debido a que el suelo pélvico es débil e incapaz de sostener la vejiga adecuadamente.

La incontinencia urinaria de urgencia es cuando de verdad tienes que ir … ¡YA¡. Y a veces no da tiempo.

Es muy común una mezcla de los dos ,y habitualmente está provocada por :

    • Embarazo – El exceso de peso y las hormonas del embarazo » ponen en  ensión el suelo pélvico
    • Parto – Problemas tales como un desgarro vaginal o episiotomía  ¡significan mayor propensión a sufrir de incontinencia.
    • Envejecimiento y la menopausia – Los cambios hormonales  ¡significan los músculos pélvicos, ligamentos y las fibras no son tan ‘elásticos’ ya  falta colágeno  ( igual que en la piel)   y el suelo pélvico está debilitado ,  los que que da lugar a fugas.
    • Sobrepeso – Tenemos el doble de probabilidades de sufrir incontinencia de esfuerzo, si tenemos  sobrepeso.
    • Medicamentos – Algunos medicamentos contribuyen a la incontinencia por estrés, por ejemplo los relajantes musculares como las estatinas y los antidepresivos son una combinación letal para el suelo pélvico y el sistema urinario.